Seleccionar página

Hace un par de días asistí al Cibernarium de Barcelona, donde mandomando dictó un curso sobre Video Marketing sin desperdicio. Me encanta escuchar (lo) cómo expone y la facilidad de palabra con la que se desenvuelve. Y como siempre en sus cursos sobre “marketing digital” se enfatizó sobre la importancia de marcar una meta. Porque no hay estrategia de marketing sin meta; sin meta no hay plan, y sin plan, no hay ventas.

Para desarrollar un Plan, primero hay que investigar:  ¿Dónde puede estar nuestro público? ¿Cómo se comporta? ¿Dónde están mis comunidades? ¿En qué plataformas y redes?  ¿Qué palabras utiliza la gente para buscar? ¿Dónde está nuestra competencia? ¿Qué hace bien o mal? ¿Contamos con personas que nos ayuden a acelerar el negocio (nuestros influencers) ? Herramientas: Google Trends, Hootsuite y Excel (para descargar datos) serán de utilidad entre cantidades de herramientas que hoy no vienen al caso comentar y que ofrecen facilidades para medir aspectos cuantitativos y cualitativos.

Hay que saber cuántas veces nuestra palabra clave se menciona para calcular la masa del mercado y saber dónde está la gente a la que quiero hablar midiendo su comportamiento. Sabiendo esto, podemos empezar a definir la meta. El QUÉ quiero conseguir.

¿Para qué lo vamos a hacer? Cómo queremos ser encontrados, por quiénes, cuándo queremos que suceda, quiénes estarán acompañando en la batalla.

Formulada la meta, la cual debe estar escrita con sus determinantes de tiempo, alcance y lugar, se puede saltar al DAFO (esto lo trabajaré en otro post) y, finalmente, enunciar la apuesta estratégica y objetivos (visibilidad – popularidad – notoriedad – relevancia – influencia).

Y claro, gracia me dio: porque estábamos en una clase de video marketing,  quizás muchos de los que estaban presentes esperaban juegos de roll play; sin embargo, mandomando con su locura fanática y su bien hacer, nos soltó la condición para no fallar.

La conclusión: hay que planificar.  Saber cómo somos, con qué materiales, recursos, capacidades, conocimientos, habilidades contamos. Hasta donde nos animamos a jugar, qué nos animamos hacer, para quiénes y contra quién. También hay que crear protocolos de estilo y un plan de contenido.

Los tips para hacer un resumen de esta exposición fueron:

  • “El mejor video marketing que podemos hacer es cuando involucramos a la gente que es nuestro público” Hablar sólo a un público por campaña.
  • No hay mejor influencer que un amigo x 6.
  • Haz networking,  pide e intercambia. La coolaboración es importante (estrategia de la gallina de Andy Stalman)
  • Pensar en cómo podemos aprovechar recursos  a nuestro favor para realizar la acción.
  • Gestiona tu tiempo.
  • Se creativo, cercano, auténtico y constante.
  • Incorpora una cámara y un palo de selfie (aunque suene freak)  si piensas hacer video marketing porque, el contenido se produce todos los días.
  • Trabaja tu personal branding, se dueño de tu propia imagen. Grábate para ser recordado.
  • Usa videos para: hacer entrevistas, para atención al cliente, para dar consejos, para consulta.
  • Evita aburrir, primero engancha generando pequeñas historias,  se breve y una vez que tengas la comunidad cuéntales tu Biblia y calefón.

 

[thrive_optin color=”red” text=”Suscríbete al blog” optin=”855″ size=”medium” layout=”horizontal”]

 

La imagen ha sido prestada por:freepik